Sillas, taburetes y asientos ortopédicos: para baño, ducha, bañera e inodoro

Las sillas de ducha son una ayuda técnica para usar en el baño. Aportan comodidad, ayudan a limpiarse  de manera independiente y proporcionan una mayor seguridad reduciendo el riesgo resbalones y caídas. A demás de facilitar el trabajo de familiares y cuidadores.    

Para los ancianos, personas discapacitadas o con movilidad reducida, ducharse o bañarse regularmente es esencial para mantener la higiene personal. Sin embargo, muchas personas con discapacidades médicas, en estado de dependencia o problemas de movilidad a menudo tienen dificultades para sentarse y levantarse durante una ducha.

Tipos de Silla para Ducha

En la actualidad, en el mercado existen sillas ortopédicas para baño, ducha, bañera e inodoro. Muchas de estas sillas cuentan con sistemas de ruedas, lo que favorece en gran medida al proceso de transporte de la persona del lugar en el que se encuentra a el baño. En términos generales las sillas de esta categoría se caracterizan por:

  • Tener una alta resistencia.
  • Ser desarrollados a base de materiales plásticos que evitan la fricción.
  • Esto es así, precisamente porque son sillas que estarán expuestas al agua de la ducha o bañera. 
  • El respaldo de las sillas aporta significativamente a que el usuario permanezca en excelente posición.
  • La funcionalidad puede variar ya que no siempre se habla de sillas estáticas. 
  • También se habla de las sillas que hacen uso de ruedas y las que son giratorias. 
  • Las giratorias están diseñadas para favorecer el proceso de baño de una persona bajo el apoyo de un asistente.
  • Los colores de estas sillas suelen ser en la mayoría de los casos, blanco, azul y gris.

Sin embargo, aunque por lo general se habla de sillas dotadas de espaldar y reposabrazos, también hay que tener en cuenta, que entran esta misma de categoría de sillas: los taburetesbanquetas y asientos que pueden instalarse en una pared.

Silla para ducha (estándar)

Desde mi punto de vista, a la hora de escoger una silla para ducha estándar, lo más importante es que esté dotada de varios agujeros, tanto en la zona donde la persona se sienta como en el mismo respaldo. Gracias a esto, el agua no se estanca y fluye hacia el suelo.

Además, es importante que esta silla cuente con reposabrazos. De esa manera los ancianos pueden sujetarse a ésta, lo que les proporciona mayor confianza durante el baño. Las sillas ortopédicas de baño deben caracterizarse siempre por tener bases de hule, lo que evita que este producto se mueva.

Incluso, esta medida de seguridad es necesaria para cuando la persona decida levantarse después de recibir el baño. Lo más importante de este tipo de silla siempre será la seguridad que garantiza y para mí personalmente, eso se puede medir desde el momento en que se observa que no tiene desniveles.

Silla para ducha plegable

Mientras tanto, a la hora de hablar de las sillas para ducha plegable, hay que distinguir entre dos tipos de silla. La primera es aquella que puede moverse de un lado para otro. Es decir, le permite ser plegable para ser usada tanto en el mismo baño o en otro. En este caso hay que tener presente que la silla ofrezca la máxima seguridad.

Yo suelo aconsejar que en este primer tipo de silla, se estudie a fondo como puede soportar el peso de una persona y cómo su sistema plegable no es sinónimo de fragilidad. La persona se puede sentar y hacer presión, o bien, revisar el modo en que se pliega o despliega. Eso es importantísimo para garantizar la seguridad.

Igual que la mayoría de las sillas descritas aquí, esta versión se caracteriza por poseer varios agujeros y contar un respaldo firme. Acerca de la segunda versión de silla plegable hablaré más adelante en esta entrada.

Silla para ducha giratoria

Ahora bien, en el mercado de sillas ortopédicas de baño, también se ha incursionado en otras opciones para mejorar la funcionalidad. Esto es precisamente lo que se logra al crear las sillas giratorias para ducha. Se trata de una opción fantástica, lo que permite que la persona pueda recibir un baño adecuado.

¿Cuál es el porqué de usar este tipo de sillas? La silla de este estilo es útil tanto para los mismos ancianos y enfermos como para los enfermeros o asistentes de dichas personas. Al ser giratoria, resulta más sencillo mover el cuerpo de la persona y continuar con el aseo de sus partes.

La silla de este estilo se caracteriza a sí mismo por tener varios agujeros. Creo personalmente que es una condición imprescindible para permitir que el agua no se estanque bajo la piel de la persona, lo mismo que el jabón. Por ser una silla giratoria, es importante que tenga sus respectivos reposabrazos para aportar a la seguridad.

Silla para ducha con ruedas

Contrario a la primera impresión que pueda sugerir la idea de una silla con ruedas, realmente este tipo de silla ofrece una gran seguridad. De hecho, las sillas que conozco tienen un diseño realmente sofisticado y muy bien pensado, para que el peso del cuerpo de las personas permanezca firme.

Por eso puedo garantizar que cuando la persona se inclina hacia adelante, no existe riesgo de que las ruedas se muevan, logrando que su cuerpo se vaya hacia adelante o hacia atrás. La finalidad de las ruedas es garantizar que la persona pueda moverse con facilidad, al igual que ofrecer la funcionalidad de girarse por parte del enfermero o asistente de la persona.

Se trata de una silla que necesariamente debe poseer reposabrazos. Algunas cuentan con el plus de tener un reposapiés. Es una excelente opción, aunque desde mi punto de vista objetivo no es algo imprescindible a la hora de comprar sillas ortopédicas de ducha.

Taburete o banqueta de ducha

En el caso de este producto, yo opino que solo es comercializable para las personas que no tienen una movilidad reducida tan significativa. Es decir, es una buena opción para aquellas personas que a pesar de su condición como discapacitados, tienen la oportunidad de ser independientes.

Por eso, solo les bastará ubicar el taburete o banqueta bajo la ducha para poder asearse. Lo que ocurre aquí es que el taburete no suele tener reposabrazos. O si los tiene, en la mayoría de los casos, es para que la persona mantenga su estabilidad por sí misma.

Dejar que ancianos o enfermos de gravedad hagan uso independiente de esta silla puede representar un gran riesgo. Además, yo suelo recomendar que cuando termine el aseo en el baño, la persona deje la banqueta en el mismo baño para que termine de escurrirse el agua y secarse el suelo. Luego será más práctico sacar el taburete sin riesgo a resbalarse.

Asiento de ducha plegable

Ahora bien, ya en este punto, llega el momento de describir la segunda silla de ducha plegable, tal como lo indique anteriormente. Esta versión es denominada también como asiento. En este caso, se trata de una silla que se instala en la misma pared de la ducha.

Esta es un asiento que necesita instalarse gracias al trabajo de un técnico con experiencia, ya que se necesita taladrar la pared y ajustarla con tuercas y tornillos de alto grosor. De ese modo, las clínicas y los hogares donde existen personas ancianas o minusválidas, pueden confiar plenamente en el desempeño del asiento.

Lo que ocurre es que su sistema se activa para que la persona pueda sentarse, mientras las patas resisten el peso. Cuando no está en funcionamiento, el asiento se recoge y queda compactado en la pared. Es una excelente opción y brinda mayor seguridad, a mi juicio.

Tipos de Silla para Bañera

Silla de bañera giratoria

En el caso de las sillas de bañera giratoria hay que tener presente que son una excelente opción para aquellas personas cuya movilidad reducida no es tan fuerte, o bien, para ser usadas con la ayuda de un asistente o enfermero.

Se trata de una solución que fue pensada teniendo en cuenta que no todos los baños del planeta son de suelo, sino que precisamente, cuentan con la virtud de tener una bañera. Con este tipo de silla, la persona tiene la oportunidad de ubicar sus pies en el interior de la bañera y luego, cuando va a salir, se apoya en las barras laterales de la silla para que sus pies estén ubicados hacia el suelo del baño.

Esa es en síntesis la misión de este tipo de silla. A mi juicio, una buena silla de esta categoría debe caracterizarse por tener varios agujeros, como también de reposabrazos que brinden mayor seguridad. Más que todo la función de esta silla, es permitir que la persona esté allí sentada durante el proceso del baño para luego girarse y salir.

Asiento para bañera

Mientras tanto, el asiento para bañera es bastante parecido al diseño anterior. Solo que en este caso el nivel de seguridad es mayor, en tanto la persona no tendrá la libertad de girarse, razón por la que es una opción perfecta para personas de notable condición minusválida o movilidad reducida.

La persona se sienta sobre una silla que posee barras laterales, que se ajusten a los bordes de la bañera. A menos que sea una persona con facilidad para moverse, quien va a ser uso de dicha silla, necesitará del apoyo de un asistente, evitando así resbalarse.

Desde mi punto de vista este modelo es el más tradicional que existe en materia de sillas ortopédicas para bañera y por lo mismo el más comercializado. Su esencia está en que la persona permanezca fija, razón por la que el respaldo juega un papel importante, evitando que caiga hacia atrás.

Taburete o banqueta para bañera

Siguiendo la idea que venía describiendo anteriormente, existe otra versión de sillas ortopédicas para bañera que se caracteriza por ser simplemente una banqueta o taburete. Esto quiere decir que no cuenta con respaldo, razón por lo que es una silla de ortopedia que no debe ser usada por minusválidos con movilidad reducida avanzada.

Desde mi experiencia, lo mejor será siempre contar con la versión que posee barras laterales que se ajustan a los bordes de la bañera. Ya que no es lo mismo a usar un taburete como los que ya describí en la primera parte de esta entrada.

Además, se trata de una opción que al no contar con reposabrazos brinda un nivel de seguridad inferior al que representan las dos sillas descritas anteriormente. Esto no quiere decir que no sean seguros, sino que pueden ser riesgosos para personas mayores o ancianos.

Tipos de silla para baño con inodoro

Silla con inodoro (estándar)

Cuando se habla de una silla con inodoro, en su versión estándar, se habla en esencia de una silla que ha sido habilitada para que la persona pueda realizar sus deposiciones. Para ello se ha creado un agujero con dimensiones considerables, en la que se adapta un recipiente que recibe lo excretado por la persona. Aun así, este agujero puede ser tapado con una superficie que se ajusta a dicho espacio.

Desde mi punto de vista, este ha sido uno de los inventos que mejor ha aportado al sector de los discapacitados o minusválidos, sobre todo en el caso de las personas ancianas que tienen dificultades para ir hasta el baño. La silla se convierte entonces en un inodoro transportable, donde el recipiente se puede desajustar de la silla para poder botar las deposiciones.

Actualmente existen varias versiones de este tipo de silla. Pero todas coinciden en que deben contar con reposabrazos y respaldo, además de brindar comodidad gracias a una superficie que suele ser acolchada. La mayoría de las versiones cuentan con bases de hule, permitiendo que la silla permanezca fija.

Silla de ruedas con inodoro

Finalmente, para cerrar esta entrada sobre sillas ortopédicas de baño, se encuentra la silla de ruedas con inodoro. Se trata de una versión más avanzada de la que describí anteriormente, en tanto posee un sistema de ruedas, lo mismo que un reposapiés. Igual que en la anterior silla, ésta también cuenta con una zona descubierta; agujero que puede ser tapado con una superficie acolchada.

La diferencia prácticamente no es mucha, ya que esta silla suele venir con el mismo balde o recipiente para que la persona realice sus necesidades. Sin embargo, yo personalmente creo que la gran virtud de esta versión es que la persona puede ser conducida en la silla para que realice sus necesidades sobre un inodoro. Esto naturalmente se ve reflejado en una mejor higiene.

En la mayoría de los casos, esta no es una silla que pueda ser usada por el mismo discapacitado, empujándose con sus propias manos. Es decir, es una silla que requiere de un asistente a cargo de moverla. Por lo demás, cuenta con las características de tener reposabrazos y un respaldo acolchado.

Recomendaciones antes de comprar una Silla para baño, ducha o bañera

 

A la hora de comprar una silla ortopédica para una persona anciana o enferma, yo suelo recomendar que se fijen en varios aspectos. El primero naturalmente es el que tiene que ver con la seguridad. Se trata de un producto que estará expuesto al efecto del agua, por lo que es necesario que esté optimizado para evitar fricciones, razón por la que se usan bases de hule.

El otro aspecto que garantiza una alta seguridad es que la silla no posea ningún tipo de desnivel. Para mí, una silla que posea un desnivel, por muy pequeño que sea, deja en claro que su nivel de seguridad no es efectivo. El concepto de seguridad tiene que estar aún más presente en el caso de que se trate de una silla dotada de sistema para girar, o bien, de ruedas para favorecer el desplazamiento.

La seguridad también es comprobable a través de la misma textura del asiento, ya que si favorece la fricción, se corre un gran riesgo. Pero, más allá de todo lo anterior, el otro aspecto que yo considero necesario evaluar es el referente a la misma higiene de la silla.

La idea de que una silla esté compuesta de diversos agujeros, tal como ya lo indique, viene del hecho de que el efecto del agua y la suciedad puede generar la acumulación de bacterias. Cuando la silla está dotada de agujeros, el agua fluye, no se estanca y mantiene a la superficie en higiénicas condiciones.

Lógicamente, este es un producto que además debe comprado pensando en el tipo de persona que lo usará, ya que no siempre será necesario adquirir un producto muy sofisticado para una persona que no padece de una movilidad reducida demasiado avanzada.

De hecho, por lo mismo, opino que esto es algo también necesario a considerar, en lo referente a la compra de sillas de ruedas con inodoro.

En el caso de que tengas alguna duda o sugerencia, deja un comentario y te responderemos en la mayor brevedad posible.

###

Si te ha gustado el artículo y te ha sido útil, por favor, ayúdanos a que esta información llegue a más personas. Solo tienes que hacer click en los botones que verás abajo y compartirlo en tus Redes Sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

2 comentarios en “SILLAS PARA DUCHA Y BAÑO”

  1. Buenos días como se puede comprar a distancia por internet
    Me interesa la silla giratoria para baño
    Lugar de envío Santiago Chile
    Gracias

    • Hola Gonzalo,

      Ahora mismo nuestra página es solo de información, no tenemos productos a la venta.

      Pero si estás interesado en una silla de baño giratoria y la quieres comprar por internet, tienes la opción de pedirla por Mercadolibre Chile.

      Gracias por escribirnos.

      Un saludo

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar