Qué es una Fractura

fracturas

Técnicamente una fractura  es la  pérdida de continuidad del tejido óseo (hueso), cartílago o ambos. La rotura puede ser parcial o completa. Se produce por diversas causas, como por ejemplo: accidentes, caídas, contusiones, golpes o cualquier tipo de traumatismo, etc.

Etiología

Por lo general, las fracturas se producen por la aplicación de una fuerza sobre el hueso que supera su resistencia y flexibilidad. Las Fracturas habituales o traumáticas se pueden producir a cualquier edad. La Fractura por insuficiencia o patológica es más común en las personas de edad avanzada, se pueden producir por deficiencia de mineral óseo, osteopenia o por osteoporosis. Y  las Fracturas por fatiga o estrés suelen ser frecuentes en deportistas.

Tipos de Fracturas

  • Fractura craneal
  • Fractura vertebral
  • Fractura clavicular
  • Fractura escapular
  • Fractura humeral
  • Fractura cubital
  • Fractura radial
  • Fractura carpiana
  • Fractura metacarpiana
  • Fractura falanges
  • Fractura costal
  • Fractura de esternón
  • Fractura sacra
  • Fractura coxigea
  • Fractura de cadera
  • Fractura femoral
  • Fractura de rótula
  • Fractura tibial
  • Fractura de peroné
  • Fractura del tarso
  • Fractura metatarsiana

Cómo se clasifican las fracturas

Las fracturas se clasifican según: el mecanismo que las produce, su trazo, el desplazamiento, la línea divisoria, los fragmentos, la estabilidad y su comunicación con el exterior.

El mecanismo que las produce, se divide en dos grupos:

Traumatismo directo: son un traumatismo directo sobre la región ósea, como por ejemplo, un martillazo en el dedo.

Traumatismo indirecto: en las cuales el punto de aplicación de la fuerza está alejado del foco de fractura. Existen 5 tipos de traumatismos indirectos:

Comprensión: si hablamos de la columna vertebral, cuando una persona cae sentada se ejerce una fuerza directa sobre los cuerpos vertebrales, lo que produce una rotura del hueso. Este caso es muy común en las personas de avanzada edad.

Flexión: el hueso ejerce una tensión sobre un objeto.  

Cizallamiento: el hueso es sometido a una fuerza de dirección paralela y de sentido  opuesto, originándose una fractura de trazo horizontal.

Torsión: el hueso gira sobre su propio eje, lo que hace que se produzca una fractura de trazo fracturario espiroideo.

Tracción: cuando dos fuerzas opuestas tiran del hueso provocan arrancamiento y avulsiones:

 

Ubicación en el hueso:

Las fracturas periarticulares, se localizan en los extremos óseos y se dividen en epifisiarias y metafisiarias

  • Epifisiarias: la rotura se situa en las partes distales del hueso, concretamente en el tejido óseo esponjoso del extremo articular del hueso, la epífisis, usualmente lugar de inserción de la cápsula articular y ligamentos estabilizadores de la articulación.
  • Diafisiarias: se produce en la diáfisis ósea, muchas veces son lugares con poca irrigación sanguínea.
  • Metafisiarias: se ubica en la metáfisis ósea, usualmente muy bien irrigada. Es un tipo de fractura común en niños, ya que el hueso está en periodo de crecimiento.

Según su línea divisoria:

  • Completa: la fractura atraviesa las dos corticales.
  • Incompleta: sólo atraviesa una cortical (tallo verde, comprensión y fisuras).

Por el número de fragmentos:

  • 2 fragmentos.
  • Con un pequeño fragmento libre.
  • Conminutas.

El trazo fracturario:

  • Transversales.
  • Oblicuas.
  • Espirales.
  • Verticales.

Según el desplazamiento:

  • Engranadas o impactadas.
  • Trasladadas.
  • Por yuxtaposición.
  • Angulación: valgo, varo, antecurvatum y recurvatum.

Según su estabilidad:

  • Estable: si después de haber sido reducidas se quedan en su lugar, se pueden considerar estables.
  • Inestable: se desplazan después de haber sido reducidas.

La comunicación con el exterior:

  • Abiertas: implica la presencia de una herida abierta y salida del hueso fracturado en el exterior.
  • Cerradas:  si fractura no se asocia a ruptura de la piel, o si hay herida, ésta no comunica con el exterior.

Cómo saber si tengo una fractura

Se debe empezar con la palpación y exploración de la zona lesionada, seguido de una evaluación de la movilidad.  Los síntomas más comunes cuando se produce una fractura son:

  • Dolor.
  • Impotencia funcional.
  • Deformación del segmento.
  • Pérdida de los ejes del miembro.
  • Crépito óseo.
  • Equimosis.
  • Movilidad anormal del segmento.

Tratamiento de Fracturas

El objetivo del tratamiento es retornar la total funcionalidad del miembro y la zona afectada estableciendo factores que favorezcan el proceso de consolidación. Para lograr dicho propósito se pueden aplicar diferentes tratamientos. 

En el caso de una fractura, si no hay un médico o no se ha diagnosticado el problema, lo mejor que puede hacerse es entablillar e inmovilizar el miembro (la pierna, por ejemplo) con algo moldeable como cartón o madera

  • Reducción: puede ser abierta o cerrada. Es un procedimiento para ajustar (reducir) un hueso fracturado sin cirugía. Esto permite que el hueso crezca de nuevo.
  • Contención: se emplean aparatos como, tornillos, placas, clavos, etc.
  • Rehabilitación: se establecen unos criterios médicos dependiendo del las características de la lesión, normalmente son ejercicios de fisioterapia.

Cómo prevenir una fractura

  • Llevar una alimentación diaria que incluya calcio.
  • Evitar la vida sedentaria.
  • Realizar ejercicio físico moderado.
  • Acudir a un control médico para saber el estado real de los huesos.
  • Usar zapatos cómodos y con suela antideslizante.
  • Intentar evitar la existencia de obstáculos en la casa, para impedir tropiezos y caídas.

###

Si te ha gustado el artículo o tienes alguna duda, deja un comentario y te responderemos en la mayor brevedad posible.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

4 comentarios en “¿Qué es una fractura?”

  1. Hola una pregunta si tengo una fractura de trazo horizontal y trazo vertical del cuerpo y cuerno posterior del menisco medial de la rodilla derecha es necesario operarla? o se puede llevar otro tipo de tratamiento

    • Hola Víctor, buen día.

      Si la fractura es completa se tendría que recurrir a la intervención quirúrgica, que en este caso sería una “Meniscectomía”.

      En en caso de que se trate de una fisura, se podría tratar con una ortesis inmovilizadora.

      De todos modos te recomiendo que te pongas en manos de un buen especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología.

      Gracias por escribirnos.
      Un saludo.

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar